Estudio y Reflexión.


SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La Capilla está sola


VEN A MI, DULCE PAN DE VIDA



**********

LA SANTA MISA EN INTERROGANTES:

PARA RECREARSE EUCARÍSTICAMENTE Y...

CRECER ESPIRITUALMENTE


1. ¿Cuál es la meta de los ritos iniciales de la Santa Misa?
R. Reunir a los fieles con sus experiencias humanas

2.Mientras el sacerdote se acerca al altar, ¿qué hace la asamblea cristiana?
R. Canta o recita en canto de entrada

3. En el nombre de quiénes, inicia el Sacerdote la Misa?
R. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Dios Uno y Trino

4. Qué significa la palabra: AMÉN?
R. Decisión, firmeza y entusiasmo

5. A qué nos invita en silencio breve, de rezar el YO PECADOR?
R. Nos invita a la conversión, a la sinceridad personal y comunitaria.

6. Qué posición se toma para rezar el Gloria y el Credo?
R. De pié.

7. Qué días se proclama el GLORIA?000
R. Los domingos y días festivos, menos los domingos de adviento y cuaresma

8. Qué nos revela la liturgia de la Palabra?
R. El maravilloso plan de Dios, en su afán de salvar a todos los hombres.

9. La liturgia de la Palabra es un anuncio; a quién y por medio de quiénes?
R. a. Es un anuncio a todos los hombres.
     b. Por medio de los Profetas y los Apóstoles (primera lectura, salmo responsorial y segunda 
         lectura).

10. La liturgia de la Palabra, se realizó a quién y por medio de quiénes?
R.  Se realizó en Cristo, por medio de su EVANGELIO.

11. La liturgia de la Palabra, se cumple hoy en dónde y por medio de qué?
R.  Se cumple hoy en la Iglesia, por medio de la HOMILÍA (Explicación del Santo Evangelio).

12. La asamblea se adhiere a la Palabra de Dios, expresando su fe en Él; esto lo hace por medio de qué?
R.  Por medio del CREDO o profesión de FE.

13.La asamblea eleva sus peticiones a Dios, por la salvación de todo el mundo; esto lo hace por medio de 
     qué?
R.  Por medio de la oración universal. Oración de los fieles.

14.  De dónde se toma la primera lectura?
R.   Se toma de la historia del pueblo hebreo o de los Hechos de los Apóstoles

15.  Qué es el salmo responsorial?
R.  Es la proclamación lírica de la Palabra de Dios.

16. Qué indica el Salmo responsorial?
R.   Indica que la comunidad reunida, da plena acogida a la Palabra de Dios.

17.  De dónde se toma la segunda lectura?
R.  Se toma de la Carta de los Apóstoles, o del último libros de la Sagrada BIBLIA.

18.  Qué se dice al final de las lecturas y del Santo Evangelio?
R.   Se dice: Palabra de Dios. El pueblo contesta: Te alabamos Señor.

19.  Qué es el aleluya?
R.   Es una aclamación, un grito de entusiasmo, que brota del corazón cristiano con toda vehemencia.

20.  Qué significa la palabra ALELLUYA?
E.    Significa: ALABAD A DIOS





21. Para qué cantaban  los hebreos el ALELUYA?
R.  Para manifestar su júbilo en las victorias obtenidas contra sus enemigos y expresar la felicidad de 
      sentirse amparados por la mano poderosa de Dios.

22. Para los cristianos, qué es el ALELUYA?
R.  Es el cántico típico de la RESURRECCIÓN, el máximo triunfo de Cristo nuestro REY.

23. En qué momento de la Santa Misa,  se canta el ALELUYA?
R.  Antes del Evangelio, como un saludo al mensaje que Cristo nos envía por medio de su palabra.

24.  Qué significa la palabra "EVANGELIO"  y de qué trata?
R.   a. Significa "BUENA NUEVA"
      b. Trata de la gozosa noticia de salvación, que trajo Jesucristo al mundo.

25.  Según San Pablo, qué es el Evangelio?
R.   Es el poder de Dios, para salvación de todo creyente.

26. Según el sentido que San Pablo le da al Evangelio, con qué viene a coincidir ésta?
R.   Viene a coincidir con el anuncio del REINO y con la proclamación del acontecimiento central de la 
       salvación, que es  CRISTO.

27.  La Homilía de qué hace parte y qué proclama?
R.   a.  Hace parte de la liturgia de la Palabra
      b.  Proclama las maravillas, en la historia de la salvación de los hombres.

28.  Por qué la Homilía, es una parte muy importante de la Santa Misa?
R.   Porque da luz y fuerza,  a los cristianos para cumplir sus compromisos con Dios y con sus 
       HERMANOS

29.  Cuál es el triple e importantísimo papel de la Homilía?
R.    a. Evangelizado
        b Catequético
        c. Litúrgico 

30.  Quñe es el Credo o profesión de FE?
R.   Es la síntesis de la doctrina Católica y el asentimiento que damos a la Plabra de Dios, proclamada en la
       liturgia de la Palabra y en la Homilía.

31. Al hacer la profesión de fe, qué avivamos los cristiano?
R.   Avivamos nuestra fe, antes de celebrar la liturgia de la Eucaristía.

32.  Cuándo se debe recitar el Credo?
R.   En las misas de los domingos y fiestas de precepto.

33.  Al rezar el Credo, en quién ponemos nuestra inquebrantable confianza?
R.   En el Espíritu Santo, alma de la Iglesia, sobre la que descansa la vida del cuerpo místico de CRISTO.

34.  Qué diferencia hay entre  el sacrificio del Calvario y el sacrificio de la Santa Misa?
R.   a. El sacrificio del Calvario, fue cruento; es decir, con derramamiento de sangre.
       b. El sacrificio de la Santa Misa es incruento; es decir, sin derramamiento de sangre.

35.   El Sacerdote que oficia la Santa Misa, como representante de Cristo, qué realiza?
R.     Realiza lo que hizo el Señor en la Última Cena, cuando instituyó el Memorial de su Muerte y 
        Resurrección  y mandó que se renovara  en su nombre. Este Memorial renovado, es sacrificio y 
        Banquete Pascual del Señor.

36.   Es verdad que el celebrante de la Eucaristía, sigue los mismos gestos de Cristo en la Últina Cena?
R.    Sí
        a.  Toma pan y vino; ésta es la preparación de ls ofrendas.
        b, Da gracias al Padre, por la obra de nuestra salvación y convierte las ofrendas en el cuerpo y sangre 
           de Cristo; esta es la PLEGARIA EUCARÍSTICA.
        c. Distribuye a los fieles el cuerpo y la sangre de Cristo; éste es el gran MISTERIO DEL AMOR.

37.   Fuera del pan y el vino, se pueden llevar otras ofrendas al altar?
R.    Sí. Se pueden aportar otras donaciones para los pobres u otras necesidades de la Iglesia; pero sobre el
        altar , sólo se dejan las ofrendas que se consagran: PAN Y VINO.

38.  Mientras el sacerdote consagra las ofrendas, qué hace la asamblea?
R.    Acompaña el rito con el canto de ofertorio; de lo contrario, el celebrante hace la ofrenda del pan y del 
       vino, en voz alta.

39.  Con qué palabras hace el sacerdote el ofrecimiento del pan?.
R.   Bendito seas Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que              recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos: él será para nosotros PAN DE VIDA.

40.  Con qué palabras hace el celebrante el ofrecimiento del vino?
R.   Bendito seas Señor, Dios del universo, por este vino,fruto de la vid y del trabajo del hombre, que                  recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos: él será para nosotros: BEBIDA DE                              SALVACIÓN.

41.  Al ofrecimiento del pan y del vino, hecho por el sacerdote, qué contesta el pueblo?
R.    Be Señor

42.  Cuál es la oración que hace el celebrante sobre las ofrendas, invitando al pueblo?
R.    Orad hermanos, para que este sacrificio mío y vuestro, sea agradable a Dios Padre Todopoderoso.

43.   Cuál es la respuesta que da el pueblo, a la oración sobre las ofrendas, hecha por el Sacerdote?.
     .  El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y            el de toda su Santa Iglesia.

44.    Cuál es el culmen de la Santa Misa?
R.      El culmen de la Santa Misa, es la PLEGARIA EUCARÍSTICA?

45.   Cuáles son los elementos fundamentales de la PLEGARIA EUCARÍSTICA?
R.     Prefacio, Santo, Invocación , Narración, Ofrecimiento, Intercesiones y Glorificación.

**********

LA EUCARISTÍA, ES UNA COMIDA FESTIVA:

ES COMIDA DE HERMANOS





46. Cómo se define el prefacio, elemento fundamental de la PLEGARIA EUCARÍSTICA?
R.   Prefacio o acción de gracias a Dios, por la obra salvadora.

47. Cómo se define el santo, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.  Santo o aclamación de alabanza a Dios, de toda la asamblea.

48. Cómo se define la invocación, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.   Invocación al Padre, para que envíe su Espíritu Santo y realice la conversión del pan y el vino, en el              cuerpo y la sangre del Señor.

49.  Cómo se define la Narración, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.   Narración de los gestos y palabras de Jesús, en la Última Cena.

50. Cómo se define el Memorial, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.  Memorial de la pasión, muerte y resurrección del Señor.

51. Cómo se define el Ofrecimiento, elemento fundamental, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.   Ofrecimiento a Dios de la oblación; ofrenda hecha a Dios.

52.  Cómo se define las Intenciones, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.   Intenciones de comunión, entre la Iglesia celestial y la terrena.

53.  Cómo se define la Glorificación, elemento fundamental de la Plegaria Eucarística?
R.   Glorificación final al Padre, por Jesucristo, en el Espíritu Santo.

54.  Quién proclama la Plegaria Eucarística?
R.    La proclama el Sacerdote en voz alta, pues es él, quien preside la asamblea de los fieles.

55.  Cuál es la portada solemne de la Plegaria Eucarística?
R.    El Prefacio

55.  Qué expresa el Prefacio?
R.    Expresa la acción de gracias que el Sacerdote da a Dios, en nombre de todo el pueblo y lo hace en un          tono intensamente lírico: ES LA EPOPEYA DE LA SALVACIÓN DEL HOMBRE.

57. Qué se realizó por medio de la TRANSUSTANCIACIÓN?
R.   La conversión del pan y del vino, en el cuerpo y la sangre del Señor.

58. Pasada la Elevación, qué dice el sacerdote y qué contesta el pueblo?
R.   a. Sacerdote: Este es el Sacramento de nuestra fe
       b. Pueblo: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ven Señor Jesús.

59.  Qué significa la invocación de los santos?
R.   Nuestra relación de AMOR, con toda la Iglesia celestial

60.  En comunión con quiénes, celebramos la Eucaristía?
R.  En comunión con la Iglesia de la tierra y del cielo. De ahí que nuestra oración va dirigida por los                     presentes y ausentes; vivos y difuntos.

61.  Cuál es la conclusión de la Plegaria Eucarística, pronunciada sólo por el Sacerdote?
R.    Por Cristo, con Él y en Él. a Ti, Dios Padre Omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y         toda gloria, por los siglos de los siglos.

**********

EN LA EUCARISTÍA,

SE TEMPLAN LOS CORAZONES ENAMORADOS DE JESÚS



**********

62.  Cuál es el proceso de los ritos de comunión, mediante los cuales la asamblea cristiana, se convierte  en           la verdadera comunidad del Señor-
R.    a. Dios mismo en nuestro Padre
        b. Nosotros somo HERMANOS(RITO DE LA PAZ)
        c. El Señor nos paste el Pan (FRACCIÓN DEL PAN)
        d. Que nos comunica la vida eterna (COMUNIÓN).

63.  Terminada la oración del Señor o Padrenuestro, qué dice el Sacerdote?
R.    Líbranos Señor de todos los males y concédenos la paz en nuestros días, para que ayudados por tu               misericordia , vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras                         esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo.

64.  Concluida la oración del Sacerdote, después del Padrenuestro, qué respuesta dan los fieles?
R.    Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la gloria por siempre Señor.

65.  Con el rito de la paz, qué imploramos los cristianos?
R.   Imploramos la paz y la unidad para la Iglesia y para toda la familia y nos expresamos mutuamente la             caridad de participar de un mismo pan.

66.  Cuál es la oración que pronuncia el sacerdote antes de que los cristianos nos manifestemos el don de la        PAZ?.
R.    Señor Jesucristo que dijiste a los apóstoles:  mi paz os dejo, mi paz os doy; no mires nuestros pecados        sino la fe de tu Iglesia y conforme a tu Palabra y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los            siglos.

67.  Qué significa el rito de la fracción del pan?.
R.   Este rito significa que nosotros siendo menos, nos hacemos un solo cuerpo, en la comunión de un mismo        pan de VIDA.

68.  Mientras el celebrante parte el pan, qué hace la asamblea?
R.    Reza o canta el Cordero de Dios (3 veces)

69.  Siendo la Comunión la plena participación Eucarística, con qué palabras invita el celebrante?
R.    Con las siguientes palabras: Este es el Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo. Dichosos             los invitados a esta cena.

70.  La invitación hecha por el Sacerdote,  para participar en la Cena del Señor, qué contesta la asamblea?.
R.    Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya, bastará para sanarme.

71.  Mientras el Sacerdote comulga, qué hacen los fieles?
R.   Los fieles se acercan al altar cantando.

72. Terminada la Sagrada Comunión, qué hace la asamblea?
R.   La asamblea ora en silencio, o canta una alabanza apropiada.

73.  Después de la Sagrada Comunión, qué hace el celebrante?.
R.    Da gracias a Dios en nombre de todos los HERMANOS y pide se realice en todos, los frutos de la              Comunión.

74.  El que ha comulgado, cómo pronuncia su AMÉN?
r.   Lo pronuncia como una respuesta de fe, a la íntima comunión que se establece entre él y CRISTO.


**********

Nuestra Señora
del Santísimo Sacramento

LA EUCARISTÍA NOS MANTIENE EN FORMA,
NOS TEMPLA COMO EL FUEGO
EN LA FRAGUA

75. Después de haber celebrado juntos la Eucaristía,  qué experimentamos?
R.  Experimentamos la presencia de Dios entre nosotros; hemos escuchado su mensaje de  AMOR y los             hemos aceptado. Nuestra fe se convierte ahora en compromiso cristiano con el Señor, con nuestros             hermanos y con la creación entera.

76.  Qué sentido especial tiene la Santa Misa o Eucaristía del domingo?
R.   Es lo que  hace que el domingo sea de verdad el día del Señor. La Santa Misa con su carácter                      sacramental de la fe, de Amor y de Banquete fraterno, constituye la Iglesia y compromete a quienes a            quienes participamos en ella, en la misión del pueblo de Dios, en medio de los hombres.

77. Puede el cristiano desinteresarse de la Eucaristía?
R.   No. La Eucaristía no puede dejar de interesar al cristiano, ni reducirse a ser un adorno dominical en su          vida. La Eucaristía tiene en sí,  la capacidad de penetrar todas las actividades, de transformar sus                  iniciativas y hacer que todos los días y todas las tareas del bautizado, sean cristianas.

78.  La Eucaristía entendida en su justa visión, qué comunica al pueblo de Dios?
R.    Le comunica el dinamismo de Cristo y orienta toda su manera de ser y de hacer. La Eucaristía con su           pedagogía iluminada, hace de los cristianos generaciones nuevas, renovadas constantemente, en lo                 eterno novedad del cristianismo.

79.  Para qué nos reunimos, los cristianos, cada domingo?
R.   Para esperar la manifestación de Cristo, sobre nuestros quehaceres cotidianos y por el ejercicio del             sacerdocio que Cristo ha comunicado a su Iglesia, proclamar ante el mundo la alegría pascual de un             pueblo liberado.

80.  Puede la Eucaristía saciar el Corazón del hombre?.
R.  Sólo Dios, que por amor al hombre, nació en la máxima pobreza de un pesebre y murió en la máxima          pobreza de una cruz y luego, por amor al hombre, se quedó en la máxima humildad del SAGRARIO,            hasta el fin de los siglos, puede dar respuesta a  los interrogantes más profundos de la existencia humana,      Sólo Dios, hecho PAN EUCARÍSTICO, puede llenar el corazón del hombre, sediento de felicidad.


**********

PARA SABOREAR

Celebrar la EUCARISTÍA ha de ser como tomar impulso para vivir; por eso para los creyentes cristianos, la EUCARISTÍA es: LA FIESTA DE LA VIDA.

LA EUCARISTÍA no tolera que los hombres vivan separados, indiferentes los unos de los otros.

Allí donde está tu tesoro, está tu corazón. Siento dilatarse mi corazón hacia el SAGRARIO, como una verdadera CRISTIANA.

En la EUCARISTÍA, Dios mismo se hace pan y vino, palabra y aliento, horizonte y VIDA.

LA EUCARISTÍA y la VIDA, son como dos espléndidos sinónimos.

La vivencia de la EUCARISTÍA, es el termómetro para medir la fraternidad de una verdadera COMUNIDAD.

Siembro en mi apostolado,  semillas de EUCARISTÍA?.

Como SAGRARIO portátil que soy, dejo por los caminos de mi apostolado, huellas de EUCARISTÍA?

**********

SAN JOSÉ OBRERO

"¡Dichoso al que teme al Señor y sigue sus caminos! 
Comerás del fruto de tu trabajo, serás dichoso, te irá bien Aleluya"

                               
                                                    En el Taller de Nazaret                                                                  


Al iniciar este mes dedicado a la Bienaventurada Virgen María, celebramos la memoria de San José, obrero, en el día del trabajo. San José es el modelo del trabajador que se esmera por hacer las labores de una manea justa y perfecta. En el año 1955 el Papa Pío XII quiso dar al primero de mayo un tinte religioso, dedicándolo a San José, como patrono y modelo de los trabajadores. Esta idea se realizó y la fiesta civil del trabajo se convirtió en una fiesta cristiana. 

Queremos recordar el numeral nueve, de la Encíclica Laborem exercens (sobre el trabajo), afirmando que: "el trabajo es un bien del hombre, porque mediante el trabajo el hombre no sólo transforma, la naturaleza adaptándola a las propias necesidades, sino que se realiza así mismo como hombre, es más, en cierto sentido se hace más hombre". Al meditar estas palabras que nos ayudan a comprender lo que significa el trabajo, contemplamos la figura de San José, que en su vida terrena se esmeró por trabajar arduamente como carpintero para mantener con sus propias manos a su Sagrada Familia, proveyéndola con lo necesario, dignificando su vida y, al mismo tiempo, enseñando a Jesús su trabajo: un oficio con el cual ganarse  la vida. Queridos hermanos, el trabajo dignifica al hombre y lo hace parte de la historia de salvación de todos. Dios nos enseñó a trabajar y ejemplo de ello lo vemos reflejado en la magnífica obre de la Creación. Bien lo dice el Papa Francisco que "el trabajo nos da la dignidad; quien trabaja es digno, tiene una dignidad especial, una dignidad de persona: el hombre y la mujer que trabajan son dignos. En cambio,  los que no trabajan no tienen esta dignidad; pero tanto son aquellos que quieren trabajar y no pueden. Esto es un peso para nuestra conciencia, porque cuando la sociedad está organizada de tal modo, que no todos tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos en la dignidad del trabajo, esta sociedad no va bien: ¡no es justa!. Va contra el mismo Dios, que ha querido que nuestra dignidad comience desde aquí" Seamos solidarios con aquellos que no tienen trabajo, ayudándoles desde nuestra pequeñez; demos gracias a Dios por el trabajo que tenemos y encomendemos en las manos de San José Obrero a quienes no logran conseguirlo. Que la Santísima Virgen María nos auxilie en este mes de mayo dedicado a su amor y a su intercesión.

**********

Año de la Vida Consagrada 2015




**********

DEBEMOS PRODUCIR AQUELLO

QUE ESPERAMOS DE LOS OTROS



Atan cargas pesadas  y las echan a las espaldas de la gente,
 pero ellos  ni con el dedo quieren moverías (Mt.  23,4)


  1. No esperes nada de los otros.
  2. No pretendas nada de nadie
  3. Deja de hacer la lista de tus reclamaciones.
  4. Encierra en el cajón, de una vez por siempre, la hoja de tus justas reivindicaciones.
  5. Olvida tus exigencias frente a los que viven cerca de ti.
  6. Te digo esto no por un sentido de cínico pesimismo o por desconfianza crónica en la capacidad de los otros.
  7. Simplemente para hacer una llamada a tus responsabilidades comunitarias.
  8. O sea, pide a los otros solamente aquello que estás en condiciones de producir tú también.
  9. Debes limitarte a esperar de los otros exclusivamente aquellas cosas que los otros esperan de ti.
  10. Pretende aquello que puedes ofrecer.
  11. Reclama las cosas que estás en condición de exhibir.
  12. Exige aquello que sabes dar.
  13. Reivindica aquello de lo que tú eres capaz.
  14. Cobra la suma que has concertado.
  15. Extiende si quieres la mano: pero para tomar lo que has puesto.
  16. Predica las virtudes de las que tú das un ejemplo concreto.
  17. Aconseja la generosidad de que estás dando pruebas convincentes y habituales.
  18. Recomienda las “curas” a las que te sometes tú mismo.
  19. Da obras más que palabras.
  20. Ten el pudor de la teoría y la…desfachatez de la práctica
  21. Yo tengo la impresión de que demasiado frecuentemente nosotros obligamos a los otros a caminar inclinados. Casi aplastados bajo el peso de lo que esperamos de ellos.
  22. Todos esperamos algo del prójimo.
  23. Todos nos sentimos con derecho a estar descontentos de los hermanos, porque traicionan nuestras legítimas esperanzas.
  24. Y, por parte nuestra, no esperamos nunca nada de nosotros mismos. ¡Pretendemos tan poco de nosotros mismos!
  25. Nos proveemos siempre del exterior…vivimos de las importaciones.
  26. Así como nos mostramos exigentes frente al prójimo, así nos contentamos con poco cuando somos nosotros lo que debemos producir algo.
  27. Somos de gustos extremadamente refinados, en cuanto se refiere a los otros, y de boca demasiado buena con nosotros mismos.
  28. Imposibles de contentar por una parte, fácilmente satisfechos por otra.
  29. Intransigentes respecto al exterior, dispuestos a todas las reducciones y compromisos en cuanto a lo interno.
  30. Por eso la vida se convierte en ímproba tarea para muchos en la comunidad.
  31. Los pesos no están equitativamente distribuidos.
  32. Hay quien lleva el peso y quien… lo distribuye.
  33. Quien ordena y quien curva la espalda.
  34. La mayor parte de las personas deben cargarse con el fardo de nuestras pretensiones y nuestras exigencias.
  35. Y, nosotros, frecuentemente, llevamos encima solamente el ligero  peso de nuestras exigencias que no pueden ser defraudadas.
  36. En suma, hay quién se limita a echar la carga y quién está obligado a llevarla, y pobre de él si no lo logra, y ¡ay! Si traiciona las esperanzas.
  37. ¡Ea! Distribuyamos los pesos de manera más razonable.
  38. Distingamos con más exactitud las “partidas” del debe y del haber, de las exigencias y las responsabilidades, de los derechos y de los deberes, de nuestras esperas y la de los otros.
  39. Los pesos que cargamos a los otros deben pasar primero por nuestras espaldas. Deben, antes, ser aligerados de la parte que nos toca a nosotros.
  40. Sintámonos autorizados a esperar algo del hermano, solamente cuando estamos seguros de no haber defraudado sus esperanzas.
  41. El modo mejor de “llevar cada uno la carga de los otros” consiste en no hacer que los otros lleven la carga que debemos llevar nosotros.
  42. En una comunidad digna de tal nombre hay solamente una prohibición: la de estar a la espera.
  43. Y un solo permiso válido siempre: el producir lo que…esperamos. O mejor producir lo que falta.
**********

PROMESAS – VOTOS – JURAMENTOS.


Aporte de:
Gloria María Hernández Celado
Exsaluma Lourderiana
Sierva del Santísimo y de la Caridad



ECLESIASTES 5:1.7 – PROMESA.

5:2) No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios, porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra, por tanto sean pocas tus palabras.

5:3) Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de palabras la voz de necio.

5:4) Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla, porque El no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes

5:5) Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

GENESIS 28:20.22 – VOTO

Allí hizo voto Jacob, diciendo: Si va Dios conmigo, y me guarda en este viaje en que estoy, si me da pan para comer y vestido para vestir

28:21) y si vuelvo en paz a casa de mi padre, el Señor será mi Dios

28.22) y esta piedra que he puesto por señal será casa de Dios; y de todo lo que me des, el diezmo apartare para ti.

GENESIS 31:13

Yo soy el Dios de Bet – el, donde tu ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra , vuélvete a la tierra donde naciste.

DEUTERONOMIO 23:21.23 – VOTO.

23:21) Cuando hagas voto al Señor, tu Dios, no tardes en pagarlo, porque ciertamente te lo demandara el Señor tu Dios y cargarías con un pecado.

23:22) Si te abstienes de prometer, no habrá en ti pecado.

23:23) Pero lo que haya salido de tus labios, lo guardas y lo cumplirás, conforme lo prometiste, al Señor tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca.


NUMEROS 30:1.16 - LEER TODO EL CAPITULO. – VOTO.- JURAMENTO.

LA LEY DE LOS VOTOS.

30:2) Cuando alguien haga un voto al Señor, o haga un juramento ligando su alma con alguna obligación, no quebrantara su palabra, hará conforme a todo lo que salió de su boca.

Mateo 5:33.37 – JURAMENTO.


Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No juraras en falso, sino cumplirás al Señor tus juramentos.

5:34) Pero Yo os digo: No juréis de ninguna manera: ni por el cielo, porque es el trono de Dios;

5:35) Ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies, ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.

5:36) Ni por tu cabeza juraras porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.

5:37) Pero sea vuestro Hablar: “Si, si” o “No no”, porque lo que es mas de esto, de mal procede.

LEVITICO 19:12 - JURAMENTO.

No jurareis  en falso por Mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo, el Señor.

EXODO 20:7 – JURAMENTO.

No tomaras el nombre del Señor tu Dios en vano, porque no dará por inocente el Señor al que tome su nombre en vano.


DEUTERONOMIO 5:11 – JURAMENTO.

No tomaras el nombre del Señor tu Dios en vano, porque el Señor no dará por inocente al que tome su nombre en vano.

SALMO 50.14 – VOTOS.

Sacrifica a Dios alabanza y paga tus votos al Altísimo.

SALMO 76: 11 –OFRENDA.

Prometed y pagad al Señor vuestro Dios; todos los que están alrededor de Él, traigan ofrendas al Temible.

SALMO 116:18 – VOTOS.

Al Señor pagare ahora mis votos, delante de todo su pueblo.

SALMO 66:13.14 – VOTOS.

Entrare en Tu Casa con holocaustos; te pagare mis votos
66:14) Que pronunciaron mis labios y hablo mi boca cuando estaba angustiado.

ISAIAS 19:21 – VOTOS.

El Señor se dará a conocer a Egipto. Y los de Egipto  conocerán al Señor en aquel día. Harán sacrificio y oblación. Harán votos al Señor y los cumplirán.

PROVERBIOS 20:25 – VOTOS.

Una trampa es para el hombre hacer apresuradamente voto de consagración y reflexionar después de haberlo hecho.

JUECES 11 TODO – VOTOS A LA LIGERA.

11:30) Entonces Jefte hizo voto al Señor diciendo: Si entregas a los amonitas en mis manos,

11:31) Cualquiera que salga de las puertas de mi casa a recibirme cuando yo regrese victorioso de los amonitas, será del Señor y lo ofreceré en holocausto.

11:34) Cuando Jefte volvió a Mizpa, a su casa, su hija salió a recibirlo con panderos y con danzas. Ella era sola, su hija única, fuera de ella no tenis ni hijo ni hija.

11:35) Cuando él la vio, rasgo sus vestiduras, diciendo: ¡Ay, hija mía!, en verdad que me has afligido, y tú misma has venido a ser causa de mi dolor, porque le he dado mi palabra al Señor y no podre retractarme.

11:36) Ella entonces le respondió: Padre mío, si le has dado tu palabra al Señor, haz conmigo conforme prometiste, ya que el Señor te ha permitido  vengarte de tus enemigos, los hijos de Amón.

11:39) Pasados los dos meses volvió su padre, quien cumplió el voto que había hecho. La hija de Jefte nunca conoció varón.

HECHOS  4:32.37 – 5:1.10 ANANIAS Y SAFIRA.



 **********

TOTUS  TUUS
MENSAJE DE JUAN PABLO II
EN PÁRRAFOS URGENTES


Amad a María, queridos hermanos. No dejéis de sacar de este amor la fuerza para vuestros corazones. Que Ella sea para vosotros y mediante vosotros la Madre de todos, que tiene tanta sed de maternidad. (Polonia)

Sólo Dios conoce los tiempos y los momentos. Por lo que respecta a nosotros, velemos y oremos en la esperanza, con la Virgen María, Madre de Dios, que no cesa de velar por la Iglesia de su Hijo, al igual que ha velado por los Apóstoles. Amén. (Turquía)

“Madre de Dios”. Al repetir hoy esta expresión cargada de misterio, volvemos con el recuerdo al momento inefable de la encarnación y afirmamos con toda la Iglesia que la Virgen se convirtió en Madre de Dios por haber engendrado según la carne a un Hijo que era personalmente el Verbo de Dios. ¡Qué abismo de condescendencia divina se abre ante nosotros. (Turquía)

Por eso me alegra que este nuestro primer encuentro tenga lugar en presencia de la Madre de Dios, ante la que es nuestra esperanza. Deseo confiarle el servicio  que debo cumplir entre vosotros. E Ella también le pido, junto con todos vosotros, queridos hermanos y hermanas, que este servicio sea útil y fructuoso para la Iglesia en Francia, para el hombre y para el mundo contemporáneo. (Francia)

Vuestro país posee numerosos santuarios en los que vuestro fieles gustan orar a la Virgen bendita, su Madre. Ella es la Madre del sacerdocio que hemos recibido de Cristo. Os lo ruego, confiadle vuestro ministerio, confiadle vuestra vida. Que Ella os acompañe como a los primeros discípulos, desde el primer encuentro gozoso de Caná, que os recuerda el albor de vuestro ministerio, hasta el sacrificio de la cruz, que marca necesariamente nuestras vidas, hasta Pentecostés, en la espera cada vez más penetrante del Espíritu Santo, de quien Ella es Esposa desde la encarnación. Terminaremos nuestro encuentro con un avemaría. (Francia)

“Os exhorto en Cristo,  por tanto, a seguir mirando a María como modelo de la Iglesia, el ejemplo mejor de cómo ser discípulos de Cristo. Aprended de Ella a ser fieles siempre, a confiar en que la Palabra que Dios os da será cumplida, y que nada es imposible para Dios. Dirige con frecuencia a María en vuestras oraciones,  porque “jamás se oyó decir que ninguno de los que han acudido a su protección, implorando su socorro y pedido su intercesión haya sido desamparado de Ella”. (Estados Unidos)

¡Cómo quisiera, queridos amigos, que tuvieran devoción espontánea y frecuente a María, la mujer bendita entre todas las mujeres, la mujer glorificada al lado del Señor Jesús, la Madre que Dios nos da! (Zaire)

Los fieles cristiano no cesan de recurrir a la Virgen, a la Santa Madre de Dios: en momentos de alegría, llamándola “causa de nuestra alegría”; en momentos de dolor, invocándola “consoladora de los afligidos”; en momentos de angustia, implorándola “refugio de los pecadores”. (Brasil)

María, tú has dicho, bajo la inspiración del Espíritu Santo, que las generaciones te llamarían Bienaventurada. Nosotros recogemos el canto de las generaciones pasadas, a fin de que no se interrumpa, y exaltamos en ti cuanto de más luminoso ha ofrecido la humanidad a Dios; la criatura humana en su perfección, de nuevo creada en justicia y santidad con una belleza incomparable a la que llamamos” La Inmaculada” o “La Llena de Gracia”. (Brasil)

También el sí de María, pronunciado con un decisión única, tuvo que ser mantenido por ella permanentemente, renovándolo, donde ofreció a su propio Hijo y se convirtió en nuestra Madre. El que ha tomado el sí de María como cooperación a la redención, quiere también tomar el vuestro en consideración. ¡Vosotros lo habéis pronunciado! ¡Repetidlo de nuevo cada día!¡Entonces valdrá también para vosotros el: “Dichosa la que ha creído”! (Alemania)

La respuesta nos llega con la límpida y convincente sencillez de las obras de Dios. Cristo quería ser un vástago auténtico (cf Is 11,1) de la estirpe que venia a salvar. Quería que la redención brotase como del interior de la humanidad, como algo suyo. Cristo quería socorrer al hombre no como un extraño, sino como un hermano, haciéndose en todo semejante a él menos en el pecado (cf Heb 4,15) Por esto quiso una madre, y la encontró en la perdona de María. La misión fundamental de la doncella de Nazaret fue, pues, la de ser el medio de unión del Salvador con el género humano. (Turquía)

El “fiat” de la anunciación inaugura así la Nueva Alianza entre Dios y la criatura: mientras este “fiat” incorpora a Jesús a nuestra estirpe según la naturaleza, incorpora a María a Él según la gracia. El vínculo entre Dios y la humanidad, roto por el pecado, ahora felizmente está establecido. (Turquía)

Efectivamente, desde el momento en que la Virgen se convierte en madre del Verbo  encarnado, la Iglesia se encuentra constituida de manera secreta, pero germinalmente perfecta, en su esencia de Cuerpo místico: en efecto, están presentes el Redentor y la primera de los redimidos. De ahora en adelante, la incorporación a Cristo implicará una relación filial no sólo con el Padre Celeste, sino también con María, la Madre terrena del Hijo de Dios. (Turquía)

Cada madre transmite a los hijos la propia semejanza: también entre María y la Iglesia hay una relación de semejanza profunda. María es la figura ideal, la personificación, el arquetipo de la Iglesia. En Ella se realiza el paso del antiguo al nuevo Pueblo de Dios. (Turquía)

También hoy nosotros miramos a María como a nuestro modelo. La miramos para aprender a construir la Iglesia a ejemplo suyo. Para este fin sabemos que debemos, ante todo, progresar bajo su guía en el ejercicio de la fe. (Turquía)

¡Bendita tú!. Este saludo une a millones de corazones; de estas tierras,  de España, de otros continentes, acomunados en torno a María, a Guadalupe, en tantas partes del mundo. Y así María no es sólo la Madre solícita de los hombres, de los pueblos, de los emigrantes. Es también el modelo en la fe y en las virtudes que hemos de imitar durante nuestra peregrinación terrena. Que asís sea, con mi bendición apostólica para todos. (España)

Para esto, permaneced siempre cerca de la Virgen Santísima. Ella que engendró en su seno virginal a nuestro Señor y Salvador, lo engendrará igualmente en vuestras almas si pedís confiadamente ayuda. (España)

Como decían los pastorcitos. El Rosario es y será siempre una oración de agradecimiento, de amor y de súplica confiada: ¡la oración de la Madre de la Iglesia! (Portugal)

Vengo en peregrinación a Fatima, como la mayoría de vosotros, queridos peregrinos, con el rosario en la mano, el nombre de María en los labios y el cántico de la misericordia de Dios en el corazón; Él también “ha hecho en mí cosas grandes…Su misericordia llega a sus fieles de generación en generación” (Lc 1,49-50) (Portugal)

Una oración muy sencilla, el rosario, ese rosario que puede tranquilamente desgranarse al ritmo de nuestras jornadas. El rosario, lentamente rezado y meditado, en familia, en comunidad, individualmente, os hará entrar poco a poco en los sentimientos de Cristo y de su Madre, evocando todos los acontecimientos que son la clave de nuestra salvación. Al compás de las avemarías, contemplaréis el misterio de la Encarnación de Cristo. (Rep, pop del Congo)

Ojalá resurgiese la hermosa costumbre –en otros tiempos tan difundida y hoy todavía presente en algunas familias brasileñas-de rezar el rosario en familia. (Brasil)

**********

“En la época del Ni, hay un No…
NO
Hugo Filkenstein

No es no y hay una sola manera de decirlo, No.
Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos, No se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio, escueto.
No.
Se dice una sola vez, No.
Con la misma entonación, No.
Como un disco rayado No
Un No que necesita de una larga caminata o una reflexión
en el jardín, no es No.
Un no que necesita explicaciones y justificaciones no es
No.
No tiene la brevedad de un segundo.
Es un no, para el otro porque ya fue para uno mismo.
No es No, aquí muy lejos de aquí.
No no deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas,
ni puede dejar de ser No, aunque el otro y el mundo se
pongan patas para  arriba,

No es el último alto de dignidad.
No es el fin de un libro, sin más capítulos ni segundas  partes. 
No, no se dice por carta, ni se dice por silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni
mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos; ni con pena  y menos aún sin satisfacción
No es No, porque No.

Cuando él no es NO, se mira a los ojos y él no se descuelga naturalmente de los labios.
La voz del No, no es trémula ni vacilante, ni agresiva, no deja duda alguna
Ese No, no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.
Y sólo quien sabe decir No puede decir SÍ”
“NO es NO”

María Eugenia Bustamante Escobar
Psicóloga USB

**********



**********

JESÚS Y LA CERCANÍA HUMANA
Antonio Gracia, Pasionista 

Reflexión
Jesús, hijo de familia

Afirmamos con toda nuestra fe: “La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1,14). La Palabra de Dios se hace palabra humana: carne de nuestra carne. Con la implicación radical que esta expresión revela.  Jesús nace en familia. En familia aprende a hablar. Crece en relación de amor con sus padres, José y María. En su cercanía humana abre los ojos a la vida; entiende el valor de la sonrisa y del abrazo; sabe qué significa sentarse juntos a comer y a cenar; y en sencillez de vida, balbucea las primeras palabras. En este taller de relación familiar, en esta escuela de valores humanos-sociales y religiosos, Jesús se configura como ciudadano, consciente de sus compromisos personales. Ahí se educa en el ser y en el hacer; ahí aprecia el sentirse alguien entre oras personas y percibe el valor de una verdadera comunicación en el amor. De hecho, cuando alcance su mayoría de edad, se le conocerá como el hijo de María la esposa de José, o como el hijo del Carpintero de Nazaret (Mc 6,3; Mt 13,54)


Jesús y el sueño de una comunidad

Cuando Jesús llega a la plenitud de su tiempo, se despide de mamá, recibe el bautismo de Juan en el río Jordán (Lc 3,21-22) y conducido por el Espíritu (Lc 4, 1-2) camina por el desierto. Es el tiempo de la concientización cumbre antes de iniciar la misión evangelizadora que el Padre le confía.

Él es soltero y ha decidido vivir en celibato, aunque a la gente le extrañe, porque un joven no casado pierde la oportunidad sagrada de poder ser padre del Mesías.

En oración contempla una nueva familia, no nacida de carne y sangre sino del Espíritu; una comunidad de amigos con quienes compartir su ideal soñado al servicio del Reino y a quienes revelar, de manera más íntima y total, el evangelio de la verdad y de la vida, el evangelio del amor y de la salvación.

Jesús elige doce amigos

Después del desierto, Jesús inicia su itinerario misionero. Camina de pueblo en pueblo, como profeta solitario. Pero la idea de un grupo, como cédula de evangelización del Reino, la siente en carne viva.

En la medida que predica y recorre aldeas, se acerca a ciertos hombres, humildes, trabajadores, pescadores; hombres de pueblo, sin más añadiduras; hombres, en su mayoría, de la periferia. Dialoga con cada uno de ellos: Pedro, Juan, Santiago, Andrés…Les expone el plan que proyecta y los deja pensando. No se impone a nadie. Ofrece su noticia; la explica con palabras y parábolas sencillas…espera. Tras un tiempo de discernimiento compartido, los llama a cada uno por su nombre.

Se trata de una experiencia nueva. El grupo se configura como una escuela, un discipulado en camino. Sin texto y sin pizarrón. Una escuela cuya página diaria de aprendizaje será la vida compartida en torno a su persona. Jesús es el Maestro, la Palabra, el interlocutor, el centro de gravedad de la formación del Grupo. Como acabo de insinuar, no hay nada pre-escrito. Se parte del cuestionamiento de la vida real. Es una nueva experiencia en proceso de formación. Cada lección se desarrolla desde la comunicación fraterna, abierta y experiencial. No importa el aula. Bien puede ser el pie de la montaña, la playa estrecha del lago o la sombra acogedora de unos olivos solitarios. En esa itinerancia misionera se cumple de verdad la poesía-canción: “Al andar se hace camino

La fraternidad en la comunidad de Jesús

No sé si podemos comenzar afirmando que, desde el primer día, Jesús intenta acercarlos entre ellos; facilitar temas de apertura; eliminar barreras que se puedan producir en el intercambio de razones. Jesús busca que los Doce sepan quién es cada quién y cuál es la motivación que lo anima a formar parte del grupo.

Es interesante descubrir que, desde el primer momento, los bienes son comunes y que el grupo comparte la mesa con familiaridad. Cosa muy indicativa, porque compartir el mismo pan es signo de amistad significativa y solidaria.

Creo que bien podemos afirmar, que al final de la jornada misionera. Los Doce con Jesús se sientan a descansar en grupo, dialogan en ambiente de atardecer, cuestionan el evangelio escuchado en el anuncio, discuten desavenencias en criterios y profundizan en su confraternidad.

Y no sé si me equivoco, pero intuyo que el trabajo más insistente de Jesús fue eliminar celos y envidias; arrancar de sus corazones deseos de primeros puestos; emparejarlos en la sencillez del servicio desinteresado; hacerlos uno de verdad y lograr que el grupo se configurase como una verdadera fraternidad.

El acercamiento a Jesús

El proceso de formación del grupo es arduo y comprometido. Jesús no comienza por exigir confianza y amistad. Es él, en persona, quien se hace amigo de todos y cada uno. Se entrega ordinariamente al grupo. A través de esta donación callada y diaria, se revela como camino a seguir. Su transparencia marca huellas y nada más.

Sin forzar la marcha, ni la libertad de cada uno, paulatinamente logra que se hagan amigos de él. Pero no pensemos que esta afirmación “amigos de él”, está muy definida, ni es muy convincente. De hecho,  el dolor más grande de su corazón, como animador del grupo, será la última experiencia de su vida cuando Judas lo entregue con un beso (Lc 22,47-48; Mt 26,48-49). Pedro lo niega como amigo (Jn 18,15-18) y todos se acobardan y huyen.

El respeto al ritmo personal

En el camino de la fraternidad se presentan momento cualificados de encuentro,  especialmente al caer la tarde. Y es precisamente en esos espacios de lección no programada, como dije antes, cuando Jesús dialoga con toda su espontaneidad, resaltando las vivencias del día, los pensamientos radicales y controvertidos de su predicación. En su dialogo aparecen, como quien juega, la semilla, la sal, el fermento, la hierba mala y  buena, las aves del cielo y los peces del mar, la higuera junto al camino, la perla preciosa…

Con toda clase de semejanzas ofrece las enseñanzas más íntimas, como quien regala palpitaciones del corazón. En verdad, Jesús es el Maestro que aprovecha el paso de la nube y el soplo de la brisa, para hacer presente el Espíritu de Dios y la necesidad de seguirlo con plena confianza.

Jesús hace camino al andar y en su camino regala  la palabra con tanta transparencia que, con solo pronunciarla,  se les hace “luz” (Jn 8,12), “camino, verdad y vida” (Jn 14,6)

Cualidades de Jesús en esta tarea formadora

Al observar a Jesús-amigo, maestro- nos podemos preguntar: ¿Qué cualidades revela Jesús en la configuración de su comunidad? Y de repente se me ocurre que Jesús en su comunicación revela:

  • Fe en los discípulos. Cree en sus personas reales, Jesús no mitifica a nadie. Él sabe muy bién quiénes son y lo que pretenden; conoce sus fortalezas y debilidades. Y confía.


Esa es la Palabra: Confía.

  • Amistad con cada uno. Al leer el evangelio, uno advierte una corriente de amistad declarada con sinceridad y probada en su defensa. Es muy importante descubrir y admirar esa realidad, sobre todo en el momento del beso de Judas (Lc 22,48) y en la mirada a Pedro cuando lo acaba de negar (Lc 22,61)


  • Actitud de diálogo. Así mismo en el evangelio sobresale su actitud de diálogo sincera, continua, positiva y orientadora. Con toda la carga de comprensión, respeto y autenticidad que el verdadero diálogo lleva consigo.


  • Humildad. Jesús en su comunicación se da cuenta de sus logros y advierte que no es mucho. Y con qué humildad deja paso al Espíritu: “Cuando  venga, ustedes lograrán la verdad completa” (Jn 16,13). Nada de arrogancia. Él, no cierra el camino de formación, sino que abre la puerta al Espíritu.


  • Amor: sobre toda palabra, el amor: En la actitud comunicativa de Jesús se revela un amor de amistad, de cercanía y de solidaridad hasta la muerte. “Habiendo amado a los suyos, en la hora final los amó hasta el extremo” (Jn 13,1)



Conclusión

Nuestro coloquio se ha centrado en la cercanía humana de Jesús con su Grupo. Hemos  intentado descubrir cómo, el Verbo encarnado, en camino de familiaridad, posibilita la comunicación, activa la apertura mutua, recrea la amistad en la unión y trabaja por la verdadera confraternidad.

Indudablemente esta contemplación audio.visual, por decirla de alguna manera, debemos personalizarla porque, al final y al cabo, pretendemos dejarnos iluminar por el Maestro si queremos ser, como fraternidad consagrada, prolongación de aquel grupo Jesús.

Indudablemente el testimonio de Jesús compromete nuestro trabajo en orden a formar, a vivir y a testimoniar el Don de la Fraternidad. No podemos dormirnos en laureles de vanagloria. El sean uno de Jesús nos interpela y nos exige un examen diario. Este es el compromiso fuerte de nuestro seguimiento.




PARALELOS ESPIRITUALES

DEDICATORIA
Con inmenso cariño a quienes sintiendo el llamado permanente de Dios, hemos decidido continuar el paralelo espiritual que Él inició el día de nuestro nacimiento y que concluirá el día que lleguemos a su divina presencia
M. Ligia Mazo O.
PARALELOS ESPIRITUALES
Desde muy niños aprendimos en la escuela la definición de LINEAS PARALELAS y repetíamos casi mecánicamente: “son líneas que por más que se prolonguen, nunca se juntan.
En el trasegar por el mundo durante tantos años y en el que estamos por voluntad y amor de Dios, trabajamos en la gran empresa de la salvación, vemos cómo miles de sus habitantes trabajan y se ingenian tantas cosas para poder sobrevivir; también vemos cómo se inventan programas, juegos y tantas cosas más, para prometer  jugosos premios y regalos. En cambio los hijos de Dios poco nos preocupamos por inventar cada día algo que nos haga más santos y ayude a los demás; por eso y con sobrada razón Jesús se expresó dicienco: “Los hijos de las tinieblas son más sagaces que los hijos de la luz. Lucas 16,8
Reflexionando en estas palabras y mirando en la EV esos famosos programas inventados para ganar y ser famosos, recordé la definición de LÍNEAS PARALELAS y me dije: los hijos de la luz a los que se refería Jesús somos nosotros, entonces, ¿por qué no trazar un paralelo espiritual a todo esto que ofrece el mundo?
Pensando en esto por varios días, me decidí a elaborar unas coratas y humildes reflexiones que expondré a continuación y que llevadas a cabo nos harán felices aquí y en la eternidad.
“YO ME LLAMO”

Todo nos debe conducir al amor de Dios, a la oración, a la contemplación porque somos hijos amados y obra de sus divinas manos, por eso no debemos desaprovechar las gracias y dones que cada día recibimos como prueba de su amor maravilloso.
Jesús empleaba con mucha frecuencia las comparaciones de las cosas materiales con las espirituales (parábolas) y nosotros también podemos hacerlo, eso sí, con la ayuda e inspiración del Espíritu Santo.
En este mundo actual donde la tecnología ha invadido los hogares, también podemos utilizar estos medios para la mayor honra y gloria de Dios.
El salmo 1 habla de “dos caminos” o sea camino del bueno y el del malvado.
Jesús dijo un día a sus apóstoles: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” Juan 14,6
APLICACIÓN:
Mirando un programa que hasta hace poco se transmitió en la Televisión denominado “YO ME LLAMO”, quise hacer un paralelo o una comparación en nuestra parte espiritual y llegué a las siguientes conclusuiones:
1.-¿En qué consiste?...En tratar de parecerse a un cantante, no sólo en su voz, sino en sus movimientos, su actitud, su fisonomía, su vestuario etc.
2.- Convocatoria…Todos los que quieran granar el gran premio de $5000.oo
3. ¿Quién califica?...Un jurado con experiencia en este arte.
4.- ¿Quiénes son testigos de sus presentaciones?...El público y los televidentes.
5.-Debilidades y fortalezas de los participantes.
6.- Ayudas
7.-Eliminatorias
8.-Final y entrega del gran premio al ¡GANADOR!
Haciendo el paralelo de dicho programa con nuestra vida espiritual, ¿cómo aplicarlo? Muy sencillo:
Con la ayuda del Espíritu Santo y orando con mucho fervor la oración que Jesús nos enseñó: “Padre nuestro, que estás en los cielos…” o sea, que si Él que es nuestro Padre…nosotros somos sus hijos, entonces…¿a quién debemos imotar? A Jesús que es el verdadero Hijo de Dios…entonces
YO ME LLAMO…¡¡¡HIJO DE DIOS!!!
Si queremos llamarnos hijos de Dios, debemos parecernos a Jesús, el verdadero HIJO DE DIOS e imitarlo en su sencillez, humildad, pobreza, perdón, amor, etc.
CONVOCATORIA.-toda la humanidad, recordemos las palabras de Jesús: “muchos son los llamados, pero pocos los elegidos. Mateo 22,14
GRAN PREMIO.-La vida eterna
JURADO.-El  Juez Superemo a la hora de nuestra muerte.
PÚBLICO Y TESTIGOS.-Todos los que nos rodean y nuestro ángel de la guarda.
DEBILIDADES Y FORTALEZAS.- 1. Tentación, soberbia, pecado…
                                       2.-Oración, humildad, caridad…
AYUDAS.-Eucaristía, Palabra de Dios, buenas obras…
ELIMINATORIAS.-A través de nuestra vida, vemos morir a muchísimas personas. ¿QUÉ PASA CON SUS ALMAS? Parte de ellas son eliminadas, es decir condenadas porque no supieron ser verdadero HIJOS DE DIOS Jesús dijo un día:  Esfuércense  por entrar por la puerta angosta, porque yo les digo que muchos tratarán de entrar y no lo lograrán. Lucas 13,24
FINAL.-Al morir y estar al frente del Superemo Juez, recibir el anhelado premio cuando escuchemos el veredicto final: “Vengan benditos de mi Padre a poseer el Reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo…Mateo 25,34
Oración
Padre Amado, soy tu hijo, pero… qué mal me he portado ¡Pérdóname! Ten piedad de mí…envíame tu Espíritu santo y dame las gracias necesarias para ser un verdadero HIJO DE DIOS y al final de mi vida pueda llegar a la mansión eterna y reunido con todos los hijos de Dios, mis hermanos, te cante y alabe por toda la eternidad. Amén.
GRAN PREMIO.-La vida eterna

“CAMBIO EXTREMO”

En algún momento no nos sentimos bien con la apariencia que tenemos y quisiéramos cambiar y ser bellos, pero es difícil hacerlo por nosotros mismos y entonces acudimos a quienes viven de la profesión lucrativa de cambiar aquello que queremos cambiar utilizando cirugías estéticas liposucción, botox, siliconas.
Hace algún tiempo vimos un programa por T.V. que invitaba en forma gratuita a hacer un cambio total a quienes se inscribieran  y quisieran cambiar su apariencia por una más agradable y bella. Fueron muchas las personas que acudieron y realmente sorprendía cuando al mostrar las dos imágenes o sea la de antes y la de después, se notaba la gran diferencia y la alegría de quienes habían logrado tan anhelado cambio. El programa se llamaba: “CAMBIO EXTREMO
Hubo tanta acogida y tantas solicitudes por parte de quienes querían participar en este evento que se lanzó un segundo programa denominado: “CAMBIO EXTREMO DOS”.
Haciendo el paralelo con la parte espiritual pensé: Cómo se preocupaba el hombre por mostrar ante los demás un cuerpo bello, una cara bonita etc. O sea lo extremos; pero ¿hemos  mirado bien a fondo nuestro interior? Ese sí que está bien deteriorado y necesita un cambio urgente que sólo lo puede hacer EL MÉDICO CIRUJANO DIVINO, entonces el nombre del evento me sonaba muy parecido a: CAMBIO EXTREMOS EM SIOS…
Hay una canción a Dios muy hermosa que dice:  Renuévame Señor Jesús, ya no quiero ser igual, renuévame Señor Jesús, pon en mí tu corazon…porque todo lo que hay dentro de mí, necesita ser cambiado Señor…
Muy bien sabemos que ese cambio extremo en Dios es gratuito y sólo requiere la buena voluntad y el deseo de agradar al Divino Hacedor.
Y ¿Cuáles son esos cambios que debemos realizar para ser bello interiormente?
1.   REDUCIR LA OBESIDAD ESPIRITUAL o sea la acumulación de vanidad, de sentirnos superiores a los demás, de soberbia, de vanagloria etc. Dios da su gracia a los humildes y resiste a los soberbios. Santiago 4,6 y 1º de Pedro 5,5

2.   ELIMINACIÓN DE LÍNEAS DE EXPRESIÓN, el hombre debe eliminar algunas expresiones muy mal empleadas por ejemplo:


a)   Cuando alguien muere le decimos al doliente: RESIGNACIÓN, esta palabra debe eliminarse y cambiarla por: ACEPTACIÓN A LA VOLUNTAD DE DIOS.

b)  Voy a la MISITA…¿ por qué nos expresamos así de lo más grande y bello que hay sobre la tierra como es la ECUCARISTÍA?

c)   Cuando hay alguien muy enfermos decímos: OJALÁ DIOS SE ACUERDE DE ÉL, sabemos que vivimos en la mente de Dios y que somos nosotros los que no nos acoramos de Él,

3.   ELIMINACIÓN DE MANCHAS Y CICATRICES. Viviendo permanentemente en gracia de Dios y pidiéndole perdón por nuestra vida pasada.

4.   ELIMINACIÓN DE LA FLAGIDEZ o sea la relajación y la rutina que nos conduce a la tibieza. Recordemos las palabras del Apocalípsis: porque no eres ni frió ni caleinte, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca. Ap 3,15-13

En consecuencia: Tengamos presentes las palabras del Apóstol San Pablo a los Corintios: Nosotros pues,  no nos fijemos en lo que se ve, sino en lo invisible, ya que las cosas visibles duran un momento y las invisibles para siempre: Corintios 4, 16-18

Teniendo presente todo esto, seremos felices aquí y en la eternidad porque Nuestro Padre Celestial mirará con agrado este CAMBIO EXTREMO EN DIOS que con su gracia se ha realizado en nosotros.

Digámosle a Nuestro Padre Celestial que queremos ser en sus divinas manos como el barro en manos del alfarero para que haga de nosotros un vaso nuevo.

PROTAGONISTAS DE NOVELAS

Hace algunos años presentaron por T.V. un Reality llamado “ Protagonistas de novela” que consistía en convocar a todas las personas que quisieran llegar a ser algún día como su nombre lo decía: Protagonistas de novela.
Empezaba reuniendo en un solo lugar y por algún tiempo a las personas escogidas. Allí comenzaban a convivir, aprender, practicar y tratar de superarse cada día para evitar ser eliminadas y poder llegar hasta el final para ganar el anhelado premio y sobre todo llegar a ser protagonistas de novela en la T.V.
Sucedía que en el lugar donde convivían por algún tiempo y después de tratar con los compañeroros todas las horas del día en las diferentes actividades, comenzaban a verse envidias, disgustos, aunque también amistades especiales, llantos y risas.
Había cámaras ocultas que eran percibidas por aquellas personas que grababan todos los movimientos y las palabras de los participantes las 24 horas del día. En determinado día se realizaba un “cara a cara” o sea que entre ellos se amenazaban para tratar de que fueran quedano eliminados los demás y semanalmente salía una persona de la competencia.
Al cabo de algún tiempo de convivencia,  de ensayos y de aprendizaje, llegaba el programa a su final con solamente dos personas como ganadoras, las cuales desde aquel momento eran llamadas: PROTAGONISTAS DE NOVELA.
Al año siguiente repitieron la convocatoria para un nuevo Reality que se llamó: “Protagonistas de novela dos”.
Al analizar este programa y pensando en la parte espiritual que es lo que nos debe interesar a los cristianos, sentí que sonaba parecido al decir:
“PROTAGONISTAS DEL AMOR DE DIOS”



El mismo programa desarrollado encaja con el que vivimos quienes queremos ser: Protagonistas del amor de Dios.
1.–Convocatoria. Todos hemos sido convocados a la vida desde nuestro nacimiento y estamos en este planeta que es la casa de encuentro de los hijos de Dios.  El catecismo Astete dice: Dios creó al hombre para que le conozca, le ame y le sirva en esta vida y después le vea y lo goce en el cielo.
2.- Hemos sido colocados en un lugar (el mundo) con los demás habitantes de la tierra, con quienes convivimos, pero conquienes se presentan tantos problemas de convivencia que degeneran en odios, muertes, venganzas etc. Cuando todo debería ser amor ya que Jesús dijo: “Ámense los unos a los otros como Yo los he amado”.
3.- Así como en el lugar de los protagonistas hay hay cámaras ocultas, nosotros los habitantes de la tierra tenemos la mirada de Dios las 24 horas del día y todo aquello que hacemos queda grabado no sólo en la mente de Dios sino en nuestra conciencia.
4.- Como en dicho Reality van siendo eliminados algunas personas, en el mundo vemos también desaparecer mucha gente y con gran alegría vemos como muchas que supieron superar las dificultades y sufrimientos por amor al Creador y a la Santísima Virgen, están ahora en los altares y los veneramos como santos porque supiero a qué habían venido al mundo y fueron aquí para ejemplo de muchos: Protagosnistas del amor de Dios.
Dios no quiere almas mediocres, cobardes, tibias…quiere almas generosas, fervorosas, orantes, llenas de amor de Dios y al prójimo…

Pidámosle al Espíritu Santo que inunde uestra vida con su luz
para que vealos claro nuestro caminar por este mundo y
sabiendo superar las tentaciones y las instigaciones
del maligno, lleguemos al final de nuestra vida al cielo
y allí reunirnos con quienes ahora convien con nosotros
 para alabar a Dios eternamente

También nosotros al final tendremos el “CARA A CARA” con el Juez Supremo que dará la sentencia al final que tiene dos alternativas: Salvación eterno o condenación eterna.
Démosle gracias a Dios por dos grandes “PROTAGONISTAS DEL AMOR DE DIOS” de los últimos años que ya recibieron el gran premio: El Papa Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta.

“PIRAMIDES “

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma? Marcos 9,36. Qué gran verdad, porque fuimos creados para ganar el mundo, pero no éste en el que vivimos hora, sino aquel que comienza cuando este termina o sea el cielo. Desafortunadamente muchas personas sólo piensan en enriquecerse con las bagatelas y el dinero que ofrece el mundo y dejan este hermoso trabajo a los demás.
Hace algún tiempo se oyó hablar de las famosas PIRÁMIDES, Pero no las de Egipto, sino de algo que sugestivamente iba a enriquecer a mucha gente y para lo cual sólo era necesario hacer unos aportes que al final iban a representar una gran fortuna para los incautos que creyeran el cuento y llevaran allí sus pocos recursos económicos, hasta quedar desprovistos de todo,  esperando el anhelado día de recibir las jugosas ganancias que los haría ricos. Pero ¡qué desilusión! Porque quienes montaban estas PIRÁMIDES y les pintaban castillos en el aire, de la noche a la mañana desaparecían con todo lo que habían recaudado de los incautos e ilusos que por la ambición habían entregado lo poco que tenían.
Se oyó hablar mucho últimamente de la famosa D M G cuyo nombre correspondía a las iniciales del hombre que hoy purga su condena en los E:E:U:U llamado DAVID MURCIA GUZMÁN. Analizando este negocio organizado por humanos pensé: espiritualmente puedo comenzar a depositar mis aportes espirituales para formar una pirámide que llegue al cielo y que también se pueda llamar D M G porque DIOS ME GUÍA, ya que hay un bello salmo que comienza diciendo: Si el Señor no es el que edifica la casa, en vano se fatigan  los que la fabrican. Si el Señor no guarda la ciudad, inútilmente se desvela el que la guarda. Salmo 127.
Entonces, sin pérdida de tiempo, comencemos hoy a formar parte de quienes ya están aportando a esa hemosa pirámide que llega hasta el cielo porque al final de ella, está el Divino Juez con la balanza de la justicia para darnos la ganancia final o sea la Bienaventuranza Eterna.
Y ¿qué es lo que debemos aportar o consignar para construir esa pirámide? Buenas obras, oración permanente, perdón de las ofensas, recepción de sacramentos, testimonio de vida y muchas cosas más que sabemos agrada a Dios.
Recordemos sobre todo las obras de caridad con el prójimo, teniendo en cuenta que Jesús dijo en una ocasión, que hasta un vaso de agua que demos al prójimo con amor será recompensado en la otra vida.
La humildad es otro gran baluarte para ascender en la pirámide que nos lleva al cielo, siguiendo el ejemplo de María Nuestra Madre que enamoró al Padre Eterno no tanto por su fe ni su pureza sino por su gran humildad  y por eso Ella misma pudo recitar en el Magnificat: Se inclinó a la pequeñez de su esclava,  desde ahora dichosa me dirán todas las generaciones. Lucas 1.47,48.
Trabajando denodadamente en la construcción del Reino de Dios, dando buen ejemplo o sea siendo testimonio de luz para los demás, recordando las palabras de Jesús “Ustedes son la luz para el mundo” Mateo 5,14.
Reflexionemos por un momento, cuando en las mañanas recibinos el adorable Cuerpo y Sangre de Jesucristo, ¡qué aportamos cada día en esa pirámide que nos acerca al cielo?
Pidámosle perdón a Dios porque hemos sido siervos inútiles que hemos enterrado los talentos que nos dio para trabajar en su reino; y sin perder tiempo, comencemos a edificar la casa pero sobre la roca ya que Él mismo dijo un día:
El que escucha mis palabras y las practica es como un hombre inteligente que edificó su casa sobre la roca. Cayó la lluvia a torrentes, sopló el viento huracanado contra la casa, pero ésta no se derrumbó, porque tenía los cimientos sobre la roca. Mateo 7,24-25.
Tengamos presente las palabras que narra Mateo en el cap. 6,19 al 21. No se hagan tesoros en la tierra, donde la polilla y el gusano los echan a perder y donde los ladrones rompen el muro y roban. Acumulen tesoros en el Cielo, donde ni la polilla ni el gusano los echan a perder, ni hay ladrones para romper el muro y robar.  Pues donde están tus riquezas, ahí también estará tu corazón.

“SEMÁFOROS”


Vemos en nuestras ciudades muchos semáforos en las diferentes calles, para que quienes conducen sus vehículos estén atentos y actúen según las luces que éstos muestran, o sea ROJO…(Pare) AMARILLO…(Prepárese) y VERDE…(Siga)
A veces el conductor va tan distraído que cuando mira la señal de PARE, frena bruscamente y da un respiro mientras la luz amarilla le indica que se prepare para continuar su camino. Ya, un poco más tranquilo y al mirar la luz verde que le indica que puede seguir toma nuevamente el mando de su vehículo y sigue su marcha hasta el destino final de ese viaje.
Igualmente nos sucede en nuestro caminar por este mundo, por eso hay una hermosa canción que dice: somos los peregrinos que vamos hacia el cielo… o sea que somos viajeros en este mundo pues venimos de Dios y vamos hacia Dios, luego de recorrer el trayecto corto o largo de nuestra vida.
En nuestra vida que se va desarrollando en este mundo y donde vivimos inquietos y a veces sin rumbo fijo, sin poner atención a lo que sucede a nuestro alrededor, sin mirar quien va a nuestro lado, sin preocuparnos por los demás, también, de repente y cuando menos lo esperamos aparecen semáforos que nos hacen frenar bruscamente nuestra carrera desaforada y distraída.
¿Cuáles son esos semáforos que cuando menos pensamos aparecen en nuestro caminar por el mundo y que a veces nos hacen frenar bruscamente, pues jamás los imaginamos? Pues, atención porque son aquellos que radicalmente van a marcar nuestra vida porque son permisión de Dios para que reflexionemos sobre nuestro digno transitar por el mundo, por ejemplo UN SECUESTRO…UN CÁNCER…LA MUERTE DE UN SER QUERIDO, LA PÈRDIDA DEL EMPLEO y tantos otros acontecimientos que pueden marcar de por vida al ser humano.
Al ver este PARE o señal, frenamos bruscamente y queda nuestra mente confusa y llena de incógnitas y lo primero que preguntamos es: ¿POR QUÉ A MÍ? Ahí es donde con mucha fe debemos tener muy presente un versículo de la carta de San Pablo a los Romanos que reza: “Dios permite todas las cosas para bien de los que lo aman” Tom. 8, 28.
Un comerciante, un padre de familia, un profesional, una mamá cumpliendo su deber y de repente ese SEMÁFORO que prácticamente va a partir esa vida en dos: ANTES Y DESPUÉS.
En medio de esas dos palabras está el amarillo de: RECAPACITE…PIENSE…ARREPIÉNTASE…ENTRÉGUELE A DIOS ESTE SUFRIMIENTO…CAMBIE SU VIDA…DELE UN RESPIRO A SU EXISTENCIA VACÍA…y cuando ya la mente y el corazón comprenden las palabras de Pablo a los Romanos, tomen un nuevo aire y dispuesto a iniciar una vida entregada ahora sí,  a Dios que no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva, luego alcanza a divisar que la luz VERDE se enciende y lleno de fortaleza, emprende de nuevo su caminar por el mundo de una manera digna y sobre todo agradable a Dios.
Cuántas veces escuchamos que alguien refiriéndose a esos acontecimientos que los han marcado y cambiado para bien, expresa: ¡Bendito secuestro, Bendito accidente, Bendita prueba! Porque me ha abierto los ojos y ahora veo claro que mi caminar por el mundo debe ser digno y agradable a Dios.
No tengamos miedo a esos semáforos que pueden estar muy cerca de mostrar el ROJO de PARE y REFLEXIONE. Repitamos constantemente el primer versículo del Salmo 27. El Señor es mi luz y mi salvación, a ¿quién temeré?, el Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? Para que cuando nos llegue la prueba tengamos fortaleza y animados podamos seguir la luz VERDE que nos indica que podemos caminar hasta nuestro destino final: DIOS.
E.P.S.
Todos los habitantes de la tierra tenemos un cuerpo dotado de órganos, sentidos, sistemas, músculos etc.  que en algún momento de nuestra vida comienzan a debilitarse o a enfermarse, entonces acudimos a los profesionales de la medicina que nos revisan, hacen chequeos y exámenes y nos envían los remedios pertinentes para mejorar la salud.
Hay instituciones dedicadas exclusivamente  a esta misión llamadas E.P.S. que significa: “Entidades prestadoras de salud”.
En alguna ocasión oí decir  que Jesús había iniciado la primera E.P.S porque:
E-ENSEÑABA
P-PREDICABA
S-SANABA


Y la sigue administrando a quien acuda a Él con fe y confianza para las enfermedades del alma y del cuerpo. Hay un salmo que dice: “Si el afligido invoca al Señor, Él lo escucha y lo libra de todas sus dolencias”.
La principal  E.P.S es el Sagrario porque allí está el Médico Divino con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad, esperando, llamando y recibiendo a todo el que quiera acudir a Él para ser liberado de las enfermedades del alma y cuerpo. Además para nosotros E.P.S debería significar siempre ENCUENTRO PERSONAL con el SEÑOR.
Debemos tener muy presente que todas las E.P.S. requieren del aporte de los usuarios para poder atenderlos. También, esta E.P.S. divina requiere un aporte muy importante que debemos tener siempre con nosotros para ser atendidos por el Médico Divino y que se llama FE; pues recordemos que Jesús antes de hacer una sanación preguntaba al enfermos:  ¿Tú crees que Yo puedo sanarte? Y cuando el enfermo respondía, al Señor, yo creo, Jesús decía: entonces que se haga según tu fe. Y llegaba el milagro esperado. Al orar, repitamos constantemente a Dios: ¡Señor, auméntanos la fe!
 “GIMNASIOS”

Encontramos en nuestras ciudades diferentes lugares o sitios cerrados llamados “Gimnasios” equipados con máquinas y aparatos que se emplean para ayudar físicamente a quienes asisten allí con frecuencia.
Los aparatos y máquinas tienen las siguientes funciones, entre otras:
a)   Desarrollo de fuerza muscular
b)   Tonificar los músculos
c)   Equilibrio
d)   Favorecer y acrecentar el estado de buena salud.
Las actividades que allí se desarrollan deben ser dirigidas por profesionales en Educación Física para el buen resultado de lo que allí se haga.
Así como el cuerpo necesita alimento, medicinas, terapias y ejercicios para su buen funcionamiento, así nuestra alma que fue creada por Dios y para Dios, necesita una asistencia permanente y continua para que pueda llegar a un pleno desarrollo.
Desafortunadamente muchas personas sólo se preocupan pos visitar permanentemente los gimnasios pensando solamente en el cuerpo que al morir desaparecerá para siempre. Recordemos las palabras de San Pablo: “No sigan la corriente del mundo en que vivimos, más bien,  transfórmense por la renovación de su mente. Así sabrán ver cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que le agrada, lo que es perfecto. Romanos 12,2
La Santa Iglesia Católica es como un gran gimnasio dotado de todos los elementos e implementos necesarios para el desarrollo, crecimiento, limpieza y fortalecimiento espiritual.
¿Cuáles son estos implementos que debemos utilizar diariamente?
Oración, sacramentos, eucaristía, caridad. Y sobre todo mucha fe. Así desarrollaremos y fortaleceremos nuestro cuerpo espiritual que vivirá eternamente alabando y bendiciendo a Dios.

 A CONTINUACIÓN GIMNASIA QUE DEBEMOS PRACTICAR
a)   Ojalá Santa Misa diaria
b)   Por lo menos una hora diaria de oración
c)   No omitir por ningún motivo la lectura diaria de la Palabra de Dios
d)   Rezo diario del Santo Rosario
e)   Repetir durante el día fervientes jaculatoria
f)    Ofrecer a Dios las obras del día
g)   Bendecir los alimentos
h)   Al dar la paz, mirar a la persona
i)     Sonreír a los demás y a nosotros mismos
j)    Abstenernos de algo por amor a Dios
k)   Leer la vida de los santos
l)     Frecuentar el sacramento de la reconciliación
m) Mirar el rostro de Cristo en el niño, el enfermo y el anciano
n)   Al admirar la naturaleza, alabar al Creador
o)   Aprovechar el “HOY” sin mirar el ayer
p)   Orar por quienes nos han ofendido
q)   Mirar la muerte como a una hermana
r)    Orar por nuestros futuros compañeros: los fieles difuntos
s)   Formar parte de un grupo cristocéntrico, eclesial y mariano
t)    Reconocer que somos siervos inútiles
u)   Al comulgar, sentir el éxtasis de la presencia de Dios
v)   Repetir constantemente: Señor, auméntame la fe
w)  Ser luz para los demás con nuestro testimonio
x)   Al acostarnos hacer la evaluación del día y pedirle perdón a Dios
y)   Que al despertar nuestro primer pensamiento sea Dios
z)   Pedir constantemente al Padre nos envíe el “Espíritu Santo”

Practicando constantemente esta gimnasia espiritual viviremos sanos en esta vida y felices en la eternidad.


“FINAL DEL AÑO”



Cómo pasa el tiempo de rápido, transcurren los días, los meses y los años y poco a poco nos vamos acercando al momento por el que todos los mortales hemos de pasar: “ el encuentro con Dios y el comienzo de la vida eterna”.
En los primeros meses comienzan las tareas escolares en las escuelas y colegios que van capacitando a los alumnos en las diferentes áreas y al final del año hacen las últimas evaluaciones para comprobar si éstos están capacitados para aprobar el año y ascender al curso superior hasta terminar y graduarse en una Universidad.

Vemos también como al final del año los Bancos, los negocios comerciales y las instituciones  que manejan dinero, hacen una evaluación que se denomina BALANCE para hacer la diferencia entre las Pérdidas y Ganancias y constatar si el año que finaliza dejó PÉRDIDA o dejó GANANCIA. Si el negocio o institución dejó dejó utilidad, los interesados se alegran y celebran, pero no paran allí y trazan metas para que al año siguiente las utilidades sean mayores. Si hubo pérdida, analizan concienzudamente, dónde estuvo la falla para corregirla y trazan nuevas metas que recuperan estas pérdidas y el año siguiente sea fructífero.

En la vida espiritual sucede muy semejante a lo anterior: es decir, comenzamos desde niños en camino con los Sacramentos de iniciación y va transcurriendo el tiempo y nuestros conocimientos sobre Dios y sobre cómo manejar nuestra vida con Él, con el prójimo y con nosotros mismos; claro que nadie nos obliga a ser buenos o a ser malos porque Dios nos dio libertad para escoger nosotros mismos el camino a seguir y atenernos a la EVALUACIÓN FINAL que será el día que comparezcamos ante el divino tribunal, para recibir la aprobación o reprobación de nuestro vivir en este mundo.

Como los alumnos que cada año ascienden, así debemos ser nosotros espiritualmente porque aquí “EL QUE NO AVANZA…RETROCEDE” y esto es muy grave porque produce una enfermedad que se llama “TIBIEZA” la cual recrimina.

Dios de una manera fuera cuando dice: “Yo sé lo que vales; no eres ni frío ni caliente, ojalá fueras lo uno o lo otro. Desgraciadamente eres “TIBIO”, ni frío ni caliente, y por eso voy a vomitarte de mi boca” Apocalipsis 3,15 y 16

Sería catastrófico, esto de hacer sentir náuseas a Dios al evaluar nuestra vida espiritual; ¿entonces qué debemos hacer? Convertirnos ya, no esperar a mañana  que puede ser tarde. Jamás pensemos y estemos tan tranquilos porque somos buenos, y NO MATAMOS NI ROBAMOS como dice la mayoría. No se trata de ser buenos simplemente, se trata de un reto más grande: se trata de ser SANTOS, el mismo Jesús lo pide cuando nos dice: “Sed santos, como mi Padre Celestial es Santo” Mateo 5,48

Entonces, ¿qué debemos hacer? Como los comerciantes que al hacer el balance y darse cuenta que su negocio no prospera ni deja utilidades, comienzan a manejar estrategias para que no les vuelva a suceder, y trabajen con mayor empeño para recuperarse financieramente.

Cuando al hacer nuestro balance espiritual, nos demos cuenta que no hemos avanzado nada, que estamos igual que hace 20 ó 30 años, pues no nos desanimemos pero  pongamos manos a la obra pronto, antes de que sea tarde y recordemos y tengamos presente lo que Dios nos dice hoy: “Yo reprendo y corrijo a los que amo y llamo; si alguien escucha mi voz y me abre, entraré a su casa a comer, yo con él y él conmigo” Apocalipsis 3, 19-20


¿CUÁL ES TU TALENTO?

Se  está preparando en la T.V. un nuevo Programa que se denominará ¿Cuál es tu talento? Al que convocan a quienes crean que están dotados de algún talento especial y lo demuestren para hacerse famosos y ganar el premio del más talentoso. Todos tenemos talentos innatos, pero hay que trabajarlos y explotarlos.
Vemos en el mundo muchísimas personas que realmente asombran cuando realizan cosas que humanamente parecen imposibles; inclusive existe el “GUINESS RECORD” que hace reconocimiento a quien demuestre esas extraordinarias capacidades.

Resulta que en la vida espiritual y como hijos muy amados de Dios poseemos muchísimos talentos, pero lo dejamos a un lado, no los explotamos ni acrecentamos en nosotros y seguimos la vida cruzados de brazos.

Hay un personaje muy claro en el Evangelio que narra la historia de un amo que al partir entregó a uno de los empleados CINCO talentos, al segundo DOS  y al tercero UNO. Al regresar les pidió cuentas sobre la administración de dichos talentos y el primero le dijo:  cinco talentos me diste; tengo además otros cinco que gané con ellos. El patrón le contestó: “Muy bien, servidos bueno y honrado; ya que has sido fiel en lo poco, yo te voy a confiar mucho más. Ven a compartir la alegría de tu Señor”. El segundo hizo igual y le dijo: dos talentos me diste etc…

Pero al llegar al tercero, este le dijo: “Señor, yo sé que eres un hombre exigente, que quieres cosechar donde no has sembrado y recoger donde no has trillado, por eso tuve miedo y escondí en tierra tu dinero; aquí tienes lo tuyo. El Patrón luego de llamarle la atención, hizo que le quitaran el talento y se lo entregaran al que tenía diez”. Porque al que no produce se le quitará hasta lo que tiene…

Temamos esta verdad porque podemos quedar como este siervo inútil con las manos vacías después de recibir todos los talentos que tenemos en la actualidad.

Cuando Dios nos creó, nos dotó de una cantidad de talentos, que no hemos sabido explotar a través de nuestra vida y permanecemos cruzados de brazos esperando que todo lo que deseamos nos caiga del cielo, asemejándonos al trabajador de una mina de oro a quien el amo envía a explotar y él perezosamente se queda en la entrada de ésta sin aventurarse a entrar en ella y explotarla para extraer de allí el codiciado oro; cuando el amo se dé cuenta de esto lo echará de su trabajo y llamará a otro que sí quiera.

Deberíamos hacer un análisis de nuestra vida para revisar todos los talentos espirituales y humanos que tenemos y comenzar a acrecentarlos y a ponerlos al servicio de Dios y del prójimo, antes de que sea demasiado tarde.

En una ocasión Jesús se quejó diciendo: “tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen”.

Comencemos desde hoy a trabajar con nuestros talentos: inteligencia, memoria, voluntad, los cinco sentidos, nuestro cuerpo, nuestra alma, pues estamos en el mundo que es la viña donde Dios nos ha colocado para descubrir todo lo que ha colocado en nuestras manos a fin de trabajar y presentarlo el día de nuestro encuentro con Él y mostrarle lo que ganamos con los talento que Él nos dio y podamos con alegría inmensa escuchar de Dios al mirar nuestras manos con los talentos que ganamos para Él, estas bellas palabras: “Siervo fiel y prudente entra en el gozo de tu Señor.

Estamos a tiempo, pues mientras hay vida hay esperanza, no nos quedemos de brazos cruzados, Dios nos dio los talentos para trabajar…

Que no tengamos que decir como dice San Lucas en el capítulo 17,19: “Siervos inútiles somos”.

“UN MINUTO PARA GANAR”

Pasan en la actualidad en uno de nuestros canales un programa muy simpático llamado "UN MINUTO PARA GANAR” el cual es muy visto y muy aplaudido porque muchos de los participantes salen de allí felices por el premio allí obtenido y gracias a su habilidad para desarrollar cada uno de los juegos allí propuestos los cuales deben realizarse antes de sonar el campanazo, al finalizar el minuto.
Analizando este programa y comparándolo con la vida humana nos damos cuenta de que el tiempo es fugaz porque; ¿qué son cien años o mil en comparación con la eternidad?
¿Qué es el tiempo? Es el pedacito de vida que tenemos desde el momento de nacer hasta el momento del campanazo final o sea la muerte. Vemos cómo algunos seres viven muy poco tiempo y mueren siendo niños, otros llegan a la juventud y se les termina el tiempo, otros alcanzan la edad adulta y los que llegan a la máxima edad más o menos al llegar a los cien años también se les apaga la existencia.
Verdaderamente es un misterio pues nadie sabe ni sabrá calcular el tiempo que va a vivir en este planeta, sólo Dios en su incomparable omnipotencia sabe cuál es el tiempo de cada persona que viene a este mundo; entonces no podemos desperdiciar absolutamente ni una milésima de tiempo pues desde niños aprendimos un adagio que dice ¡¡”el tiempo es oro y el que lo pierde, pierde un tesoro”, Debemos vivir preparados para este último minuto de nuestra existencia porque al final de éste, el Divino Juez dará el Gran Premio a quienes supieron a qué habían venido a este mundo o el castigo a quienes no supieron aprovechar el tiempo.

Habla el Evangelio de un hombre tan, pero tan afortunado que habiendo sido malo toda la vida, vio en el último minuto de su existencia su pecado y su maldad y arrepentido vuelve los ojos a Jesús, crucificado al lado suyo en medio de terribles dolores y sufrimientos siendo inocente  y arrepentido le suplica: “acuérdate de mí cuando estés en tu reino” y ya sabemos la respuesta de Jesús: “EN VERDAD, TE DIGO, QUE HOY MISMO ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO Lucas 23,43. Es el buen ladrón, llamado así porque supo robarse  el cielo en el último minuto de su existencia.




No podemos ser tan atrevidos como para decir que vamos a vivir a nuestra manera, sin preocuparnos de nuestra misión para la que fuimos enviados por algún tiempo a este planeta, sin acordarnos de nuestro Creador que nunca nos abandona, que permanece a nuestro lado lleno de bondad y de ternura y que a la última hora cuando veamos cercana la muerte nos vamos a arrepentir como el buen ladrón, para escuchar las mismas palabras que él. No nos hagamos falsas ilusiones pues Jesús lo dice muy claro: “ESTÉN ALERTAS: PORQUE EL HIJO DEL HOMBRE VENDRÁ A LA HORA QUE MENOS PIENSAN”  Mateo 25,44

Plegaria final. “Señor, gracias porque pensaste en mí desde toda la eternidad, gracias porque me has sostenido en amor y bondad y me das todas las gracias que necesito mientras atravieso este túnel  del tiempo que al final me mostrará tu Divina Presencia llena de luz y bondad para darme el premio por haber vivido bien este MINUTO DE VIDA PARA GANAR EL CIELO”



Que todo sea para la mayor gloria y honra de Dios
 M. Ligia Mazo O.



Somos Frágiles Señor
Señor, vengo a decirte cuan frágil soy, cuánto necesito de Ti, pues eres el único que llena mi existencia. Cada día veo cómo pasan las cosas de un modo fugaz, como llevadas por el viento. Tantas ilusiones frustradas, tantos ires y venires sin ningún sentido, como huyendo de algo, como tratando de dar solución a multitud de preguntas que se queda sin respuesta. Salgo a la calle y miro cómo corre la gente, con sus afanes, van de prisa, el tiempo cronometrado para hacer sus diligencias; no miran al que va a su derecha y mucho menos a su izquierda, tampoco a los que van adelante.
En este mundo de afanes, carreras, miedos, temores; un salir a las calles sin saber si hay regreso porque la sociedad sufre el flagelo de la violencia; ronda la cultura de la muerte por todas partes porque ya la vida para muchos no tiene ningún sentido y todo ello debido a que te hemos dejado, mi Jesús, en un segundo plano. Para muchos eres el desconocido y Tú sigues sufriendo por cada uno de nosotros, allá oculto en tu Sagrario de amor.
Sales también a las calles y te presentas como el pordiosero, el mendigo, el drogadicto, en el vagabundo que va de lado a lado sin saber a dónde llegar. Y Yo Señor no te reconozco en ellos, muchas veces me da miedo, terror, angustia y trato de huir. He visto que también la mayoría de los caminantes hacen lo mismo, esquivan al hermano doliente, le sacan el cuerpo a los que andan por calles sin tener un sitio donde ir. Y Tú Señor, sigues al pie de cada uno de nosotros tratando de que te reconozcamos. Abre Señor nuestros ojos para verte, nuestros oídos para escucharte y dispón todos nuestros sentidos para reconocerte en nuestro prójimo, en nuestros hermanas más indefensos y desamparados.
Todo esto Señor me lleva a profundizar más mis relaciones Contigo y con los demás y veo que todo este temor es fruto del no encuentro permanente Contigo porque talvez te he colocado en un segundo plano. Estoy dispuesta a tener un encuentro personal con el Dios de mi vida, con Aquel que se entregó por la humanidad, por Aquel que elevó una plegaria al Padre cuando estaba muriendo en la Cruz, en esa cruz redentora, en esa cruz salvadora.: “Padre perdónales porque no saben lo que hacen” Gracias Padre bueno por tu perdón, por tu misericordia.
Me encuentro en este momento con un libro en las manos de Alessandro Pronzato, veo en la página 217 un tema que llenará mi espíritu de grandes consolaciones y deseos de examinar constantemente con Dios y con mi prójimo.   Estoy segura que para todos es de gran importancia, por esto te invito para que reflexionemos juntos sobre el tema que a continuación daré a conocer. (Con permiso del autor)

“Tengamos una buena opinión de Dios

La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el espíritu de su Hijo que clama:
¡ Abbá, Padre! De modo que ya no eres esclavo, sino hijo (Gal 4, 6).
Dime qué es lo que piensas de Dios, y te diré cómo son tus relaciones con tus hermanos.
Dime qué opinión tienes de Dios, y sabré qué opinión formarme de un modo de ser hermano.
De la imagen que te formas de Dios deriva inevitablemente el estilo de tus relaciones fraternas.
Yo pienso que muchas personas son incapaces de verdadero amor porque no han aprendido verdaderamente lo que es Dios. Lo han aprendido mal.
Su comportamiento con los otros resulta equivocado, porque es equivocada su teología.
Una mala teología, sobre este tema fundamental, conduce a una mala caridad, a una mala fraternidad.
No sabemos transmitir un mensaje de amor porque tenemos “malas informaciones” respecto a Dios.
No logramos vivir como hermanos porque nos hemos hecho una imagen pobre, torcida, casi caricaturesca, ciertamente poco ortodoxa, inflexible, frío al aplica la ley, “copiarás” estas actitudes también en la relación con los otros. Y así estarás siempre dispuesto a indagar, juzgar y condenar. Y enfermo el legalísmo.
Si ves a Dios como policía o guardia civil, inexorable, en descubrir la mínima infracción-código, asiduo y omnipotente en “espiar” los actos y sobre todo las faltas, entonces también los hermanos serán vistos bajo la óptica de posibles transgresiones de código de circulación. Y te harás suspicaz, fiscal, opresor, constantemente en acecho.
Si te fabricas la imagen de un Dios mezquino, justiciero, que exige “satisfacciones”, te portarás por tu parte de manera mezquina con los hermanos. Serás lento en perdonar y te parecerá que el restablecimiento de relaciones con un hermano que te ha ofendido no pueda realizarse más que después del debido castigo, de una lección ejemplar y siempre después de una larga antecámara.
Si para ti Dios es solamente justo (pero con una justicia medida por criterios humanos) no hay duda de que tus relaciones con el prójimo no alcanzarán nunca “la altura, la anchura, la profundidad” y la imprevisibilidad del amor.
Si ves a Dios como un rígido distribuidor de permisos y castigos, consecuencia de un meticuloso inventario de los méritos y las culpas, te sentirás impulsado a dividir a los hermanos entre los que “merecen” y los que “no merecen” tu amor. Y no llegarás al amor gratuito, creativo. Te dejarás influir por el comportamiento de los otros, y no tomarás nunca la iniciativa.
Si no has profundizado en el misterio de Dios, que quiere, ama y tutela (no que soporta) la libertad del hombre, que acepta el riesgo de la libertad, no serás ciertamente respetuoso de la libertad de los otros.
En suma, si no consideras a Dios esencialmente como padre, no llegarás a vivir como hermano.
La ausencia de una mentalidad filial (y, en consecuencia, la presencia de una mentalidad servil, dominada por el miedo), presencia de una mentalidad servil, dominada por el miedo), conduce inevitablemente a la ausencia de una mentalidad fraterna.
No se puede ser hermanos si se es constitucionalmente incapaces de ser hijos.
“Lo que hace ser, sentir y obrar como hermanos es ser, sentir y obrar como hijos.
“En el cristianismo, toda la fraternidad auténtica es esencialmente conducta filial. Y toda verdadera actitud filial nos conduce a la fraternidad. El origen, la raíz y el sostén es la línea vertical. En otros términos: no somos hijos porque seamos hermanos. Sino que somos hermanos porque somos hijos” (B. Rueda)
Solamente aprendiendo a ser hijos, aprendemos a comportarnos como hermanos.
Si no está en su sitio la línea vertical, dejará mucho que desear la horizontal.
Aprende, pues, la paternidad de Dios, si quieres aprender la fraternidad.
Aprende a ser hijo, si quieres aprender a vivir como hermano.
Hazte una buena idea de Dios. Y tu comunidad ganará mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario